Bienvenido a ACCUH !

Escriba su usuario y contraseña



¿Recuperar la contraseña?

Artículos > Historia y Documentacion > Alimentación de campaña alemana

Alimentación de campaña alemana

Publicado por Schulz el 12/1/2006 (4583 lecturas)
Alimentación de campaña alemana
Alimentación de campaña

Al contrario que otros ejércitos contemporáneos y que la mayoria de los actuales, el Landser o soldado alemán no solía alimentarse de una ración de combate, encajada y empaquetada en la retaguardia o en las fábricas de alimentación. El Proviant, las provisiones del soldado alemán consistian en Brot o pan, Käse o queso, Fleisch o carne, Suppe o sopa, etc., que le proporcionaba la Versorgungs-Kompanie, o compañía de intendencia, la panificadora o la carniceria militar.

Der Komissbrot o pan militar era la base para todas las comidas y se horneaba en campaña. Era un pan integral que se repartia en chuscos u hogazas y que se racionaba cortándolo en porciones. Al Soldat se le entregada en campaña una vez al dia, generalmente a la hora de la comida o Mittagessen. Su ración debia alcanzar hasta el mediodia siguiente. Era para el Mittagessen que el Essenträger o soldado encargado de ir a buscar la comida caliente, aprovisionaba a sus compañeros. El Kochgeschirr o marmita se llenaba entonces con una comida caliente. Al mismo tiempo se repartian raciones frias para la cena o Abendessen, y desayuno o Frühstück. Ambas comidas consistían, según las costumbres alimenticias alemanas, en Aufschnitt o embutidos, Käse o queso, Butter o mantequilla o algún otro tipo de untable graso como el Schmalz, fruta fresca o seca y pan. Se acompañaba de Kaffee o café, que era le bebida con la frequentemente se llenaba la Feldflasche o cantimplora. El café le daba algo de sabor al agua hervida y se bebía frio o calentado con el Esbit-Kocher o infiernillo de campaña.

La porción no consumida de la ración diaria se guardaba y transportaba en el Kochgeschirr o en el Brotbeutel o bolsa de pan. El contenido en grasas de las comidas era lo mas alta posseble, de manera que en enfriarse en la marmita, se solidificaba. También se podia añadir el pan para espesar el contenido y aumentar su transportabilidad. Se puede observar en fotos de la época a soldados que no llevan el Kochgeschirr sujetado al traves en su equipo, como seria correctamente, sino recto, para no perder el contenido del interior. La mantequilla o el Schmalz se conservaban en la lata de grasa o mantequera Fettbüchse. Al final del capítulo anotamos la receta para la preparación del típico Ersatzschmalz o pasta de manteca. El reconstructor histórico puede substituir buena parte de estos elementos por los que pueden adquirirse en cualquier supermercado, con solo empaquetarlos adecuadamente. En gran medida, los alimentos se transportaban tal como indicábamos anteriormente y en el caso de que se empaquetaran, se utilizaban el papel de celofán o el estraza – el plástico o el papel de aluminio quedan descartados, naturalmente! Algunas unidades de reconstructores proporcionan a sus miembros comidas calientes adecuadas pero la mayoria no. En el mercado seencuentan sopas y comidas preparadas suficientes para llenar el Kochgeschirr antes de salir al campo. La salchicha o Wurst, igual que el queso o Käse no se servian unidades individuales sino en grandes piezas y se racionaban cortándolas en porciones. Una pequeña unidad de reconstructores puede abastecerse de raciones fidedignas visitando cualquier tienda de ultramarinos.

Mientras que se han realizado estudios sobre las raciones de campaña alemanas, utilizadas a finales de la contienda, siguiendo el modelos de la Ración-K americana, la reproducción de las mismas resulta inviable, tanto por el coste de producción como por la legalidad sanitaria vigente. Pero para solventar este problema, se pueden fabricar etiquetas y envoltorios versemblantes para preparar los Nahkampfpächen y los Grosskampfpäckchen o raciones de combate pequeñas y grandes. Si bién esta opción no es del todo correcte, si que es mejor que otras alternativas. Proporcionando etiquetas y instrucciones de qué tipo de comida envasada se debe utilizar, asegura al grupo de reconstruccón una unidad entre todos los participantes, manteniendo un cierto rigor histórico.


Ersatzschmalz: Receta para preparar la manteca a la alemana

Ingredientes:
  • 100 gr. Manteca de cerdo ½ cebolla picada
  • 1 cucharada pequeña de cebollinos picados
  • ½ cucharada pequeña de ajo en polvo
  • ¼ de cucharada de sal
Coge media cebolla mediana y rállala o pícala bien fina. Con algo de aceite o margarina fríela hasta que esté dorada. Separa la cebolla y procede a fundir la manteca. Cuando este líquida añádele la cebolla, los cebollinos picados, el ajo y la sal. Revuélvelo bien y déjalo enfriarse en el refrigerador. Pasada una hora habrá empezado a solidificarse. Revuélvolo de nuevo, ya que la cebolla se habrá asentado, y pon el contenido en tu Fettdose o mantequera. Deja que se acabe de solidificar en el refrigerador. Con estas cantidades podrás llenar aprximadamente una Fettdose y media.

El truco del Gebirgsjäger Schulz: añádele trocitos de jamón o bacon, picados y pasados por la paella y tu Schmalz será el de los domingos!

 

See all partners...

Aclaración

ACCUH no está vinculado ni comparte ningún partido, movimiento o ideología política. ACCUH no es responsable de los mensajes publicados por terceras personas en el foro público. Así mismo, solicitamos que nos comuniquen cualquier mensaje que pueda herir la sensibilidad de una persona, comunidad o religión, para efectuar el borrado inmediato de dicho mensaje.

Top World War Two

Top Militar e Historia Militar

Siguenos en Facebook